Ejercicio Método Perfetti Superficies táctiles

En este breve artículo, quisiera compartir como realizar en casa, uno de los ejercicios que se pueden proponer para la recuperación del tacto de la mano, después de haber sufrido un ictus.

Siempre más familiares están aprendiendo la rehabilitación neurocognitiva que se realiza en casa con el propio familiar, esto me gusta mucho porque tengo cada día más la certeza, que el proyecto de enseñar a las familias, sea la idea correcta y esto lo confirma la grande energía que veo en las familias, y la determinación para recuperarse.

Debo decir, a mi pesar, que otra confirmación que este proyecto sea el correcto, es que debido a las polémicas que suscité entre muchos de mis colegas, logré a escuchar frases como:

“Tú le quitas el trabajos a tus colegas, y es muy triste pensar que los familiares puedan saber hacer eso, que nosotros terapeutas hacemos, después de años de estudios”.

En aquel momento no lo tomé a mal, mas bien, sonreí sin responder, porque en el momento en el que se me decía esta banalidad, de repente se me vinieron en mente: Flora, la esposa de Doménico, Antonio, Angela, Anna y muchos otros nombres de familiares que tuve el honor de encontrar y a los cuales les enseñé como realizar la rehabilitación para sus familiares

¿Sabes porque recordarlos me hacia sonreír?

Porque a pesar de que no tengan un título en rehabilitación, en muchos casos se mostraron más capaces que ellos…

Por esto sonreía.

Pero hablaremos de que ocurre en el ambiente en otros momentos, ahora concentrémonos en la recuperación del tacto y como se construyen los objetos que nos van ayudar en casa.

Te mostraré también como ejecutar un ejercicio para la recuperación del movimiento de la mano a través de las informaciones táctiles. El Prof. Perfetti desde hace una vida que define la mano como “el órgano del tacto”, y si lo piensas, sabrás que es así, si mueves la mano es para sentir y para conocer los objetos.

Te enseñaré uno de las tantas maneras en las cuales se puede actuar sobre la recuperación de la mano y tratare de ser lo más práctico posible, porque es de eso que necesito.

Porque en esta frase puedes “guiar el vehículo sin conocer el motor”, pero ten presente que lo ideal es entender poco a poco las motivaciones que se encuentran detrás de esta manera de hacer rehabilitación.

Por esto, hoy, quiero probar contigo a empujar un poco el pedal del acelerador y contarte algo más profundo, quiero contarte el ejercicio para el tacto, considera que en la video guía que se encuentra al interno del grupo de ejercicios de categoría superior.

Este video es solamente un extracto de la Video Guía para la recuperación de la hemiplejia derecha, entonces si en sus casos la parálisis es en la izquierda tendrán que proponer lo que expliqué a la mano izquierda.

Además quiero hacerte entender porque trabajar sobre el tacto es fundamental, entonces, perdóname si te aburro con algunas líneas de más, contándote un experimento científico muy importante realizado algunos años atrás.

Este experimento ha confirmado que tras un ictus es necesario trabajar sobre el tacto.

Aquí el experimento…

Alrededor de los años 80, dos científicos Strick e Preston se dieron cuenta de un hecho excepcional, que revolucionó aquello que hasta ese momento se sabía, del cerebro y de la organización del movimiento.

Debes saber que hasta el descubrimiento de Strick y Preston se pensaba que el movimiento del cuerpo fuese posible gracias a zonas cerebrales, dedicadas a partes singulares del cuerpo, se pensaba que bastaba activar una de estas zonas para mover una determinada parte del cuerpo, como si en el cerebro hubiera un modelo de hombre para producir los movimientos.

Pero el descubrimiento de Strick y Preston demostró que la realidad es diferente, de hecho, estudiando el comportamiento de los monos, se dieron cuenta que en el cerebro no había una sola área para cada parte del cuerpo, sino muchas más y que se “encienden” en base a las diferentes informaciones que vienen gestionadas con el cuerpo, para hacer un ejemplo práctico:

Cuando el mono tocaba una tela con el dedo índice, se “encendía” una área del cerebro, mientras que si el mono con el mismo índice indicaba un objeto, entonces se encendía otra área.

¿Qué significa esto?

Que el dedo índice no tiene una sola área en el cerebro, sino tiene muchas más áreas, y cada una de ellas se activa en base a las diferentes tareas y entonces en base a las diferentes informaciones que con el cuerpo gestionamos, en el caso de la tela, las informaciones son táctiles, en el caso de la indicación de un objeto, las informaciones son de “espacio” y de movimiento.

Desde este experimento en adelante, se tuvo presente que también para la rehabilitación y la recuperación del movimiento debe pasar por la recuperación de nuestra capacidad de “sentir” y “percibir”, si queremos reactivar el cerebro después de una lesión, debemos hacer ejercicios donde esté la percepción y la capacidad de elaborar información con el cuerpo.

Sé que estás pensando, que no todo el mundo se dio cuenta y todavía más de 30 años después de este descubrimiento, a los cuales le siguieron otros más evidentes, después de un ictus todavía se hace refuerzo muscular y estiramiento (stretching), lamentablemente es verdad que ocurre muy seguido, que después de un ictus no venga considerado el verdadero problema, pero aquí estamos hablando para tratar de cambiar las cosas.

La curiosidad es que el experimento de Strick e Preston ocurrió en los años 80. Carlo Perfetti intuía la importancia del tacto en sus ejercicios más de 10 años antes

Aquí finalmente el ejercicio para el tacto de la mano.

¿Qué necesitas?

Como ya sabes me gusta que todos los materiales se construyan en casa para no tener que gastar dinero inútilmente, para esto te muestro como A. y su esposo, construyeron de manera inteligente y creativo, los materiales para el tacto.

La Base

A. y el esposo usaron cuadritos de madera para la base de las superficies táctiles y considero que es una óptima elección, en alternativa sugiero también de usar un cartón rígido como base.

Las superficies táctiles

Papel de lija: en los negocios hay varios tipos de papel de lija.
Fieltro: es una de las tantísimas telas que se puede conseguir a diario en la casa.
Papel de burbuja: es una superficie interesante, el único inconveniente es el rumor que produce al pasar las yemas de los dedos, te sugiero que lo tengas presente.
Cuero sintético: me recuerdo que mi madre en la casa, tenía un cajón de coser y tenía centenares de estas telas diferentes, estoy seguro que también en tu casa hay varias.
Cartulina ondulada: Esta es interesante, es la parte ondulada de la cartulina, he visto que algunos ponqués la traen.
Cera: Esta fue muy creativa, moldear la cera sobre el soporte, ha creado una superficie táctil desigual y característica.

Estos son solo ejemplo, es obvio, que puedes utilizar de todo: jeans, lana, algodón, libera tu mente y tu creatividad, y si quieres, puedes contarme de las cosas que utilizaste, podría serle útil a los demás, como hizo A. con su esposo.

¿Cómo realizar el ejercicio?

Te contaré una modalidad simple, para tomar confianza con este ejercicio:

  • 1. Para comenzar, haz sentar a tu familiar cerca de la mesa o de frente a un escritorio, si tu familiar aún se encuentra en cama, hazle ejecutar el ejercicio en cama.
  • 2. En el caso de la posición estando sentados, las manos van posicionadas ambas, sobre la mesa o escritorio, mientras que si se encuentran en la cama, el brazo puede estar tranquilamente al costado.
  • 3. Dispón sobre el plano de trabajo 3 o 4 piezas de manera que sean visibles, y explícale que tendrá que reconocerlos con los ojos cerrados, mientras se los haces tocar.
  • 4. Pídele a tu familiar que cierre los ojos.
  • 5. Sostén delicadamente el dedo de tu familiar y hazle deslizar las yemas de los dedos sobre una de las superficies, pidiéndole de reconocer las características de ellas.
  • 6. Posiciona de nuevo la superficie en su lugar y pídele de indicar la superficie que acaba de tocar.
  • 7. En caso positivo, procede con el sentir otras superficies más, recuérdate de hacerlo siempre casual, no siguiendo ningún orden.
  • 8. En caso de error, hazle sentir las piezas que te ha indicado, de manera de hacer construir diferencias en su cerebro.
  • 9. Poco a poco que van procediendo, se darán cuenta que si el ejercicio es bien realizado, la mano que sufre de rigidez, irá suavizándose, muy gradualmente se entiende, y la percepción será más precisa.

Esto es una de las tantas maneras en las cuales se puede trabajar el tacto de la mano, elegí esto porque es simple y intuitivo, si tienes problemas escríbeme para así resolverlos juntos.

Aquí encuentras nuestra newsletter, donde cada día alrededor de 20 entre pacientes, familiares y profesionales se inscriben para recibir gratuitamente otros contenidos especiales sobre el ictus cerebral y su recuperación. El primer reporte será “10 cosas que debes saber sobre el ictus”.

Dt Valerio Sarmati