ISQUEMIA CEREBRAL : CAUSAS

La premisa fundamental para afrontar el tema de las causas de isquemia cerebral es que el ictus isquémico es una consecuencia cardiovascular.
Lo que quiero decir es, que las causas de las isquemias cerebrales se relacionan con problemas circulatorios. De hecho, es la falta de aporte de sangre hacia el tejido cerebral, que determina la lesión y todas las consecuencias del isquemia cerebral, motoras, cognitivas y del lenguaje.

Después de esta premisa sobre el isquemia cerebral y sus causas, podemos definir cuales son los factores principales de riesgo.

Claramente la edad incide mucho sobre la posibilidad de sufrir una isquemia cerebral, después de los 65 años el riesgo aumenta notablemente, sin embargo ninguna edad está a salvo del riesgo de sufrir una isquemia cerebral.

Mientras que, todas las demás causas de isquemia cerebral que trataremos en seguida, pueden ser modificadas a través de un correcto estilo de vida, de hecho, una correcta alimentación y ejercicio constante, pueden determinar una eficaz prevención del isquemia cerebral.

Fumar

Fumar cigarrillos es un verdadero asesino para nuestro aparato cardiovascular y merece una de las primeras posiciones como causas de isquemia cerebral, de hecho, el humo empobrece las arterias de su capacidad elástica de modificarse en base al flujo sanguíneo, haciendo que la red arteriosa esté sujeta a interrupciones y obstrucciones y entonces predispone a nuestro organismo a sufrir una isquemia cerebral.

Alimentación

Una correcta alimentación es fundamental para reducir los riesgo y las causas de isquemia cerebral, un elevado porcentaje de en la sangre es dañino para los vasos sanguíneos. El diabete es una causa clínica de isquemia cerebral, por lo tanto, la prevención sobre esta patología se refleja sobre la prevención de la isquemia.

Otro elemento que hay que tener bajo control es el colesterol, hemos aprendido durante estos años a distinguir el colesterol “bueno” y el colesterol “malo”, el segundo si se deposita en la paredes de las arterias, crea placas que reducen la corriente sanguínea de los vasos, creando “tapones”. Este proceso es la base de la arteriosclerosi.

Ejercicio físico

Evitar el sedentarismo y hacer cuanto esté al alcance ejercicio físico, además de protegernos de la obesidad, que es un factor desencadenante de la isquemia cerebral, manteniendo entrenado nuestro aparato vascular y reduciendo las causas de isquemia cerebral.

Aqui encuentras nuestra newsletter donde cada día alrededor de 20, entre pacientes, familiares y profesionales, se inscriben para recibir gratis otros contenidos especiales sobre el ictus cerebral y su recuperación. El primer reporte será “10 cosas que debes conocer sobre el ictus”.

Dt Valerio Sarmati