Los 6 peores cliché sobre el Método Perfetti y su recuperación post ACV

Casi no me lo creo que me vi en la obligación de escribir un artículo de este tipo, pero me parece apropiado dejar claro este tema, porque la desinformación es el primer enemigo de la recuperación post ACV (también llamado ECV o ICTUS), y perjudica a las familias, al paciente y al sistema sanitario. En estos años de estrecho contacto con pacientes y familiares que tuvieron que lidiar con problemas ligados al ictus cerebral, he podido elaborar una lista de atrocidades que distinguidos especialistas son capaces de decir al familiar cuando preguntan por el tratamiento de rehabilitación neurocognitiva que como sabemos es conocido como Método Perfetti.

Nota para el lector desatento:
El intento no es aquel de hablar de eficacia o validez del método en comparación a otras propuestas de rehabilitación, sino de disipar algunos mitos que se cierne en torno a la rehabilitación neurocognitiva segundo Perfetti.

Puntualización necesaria para evitar rivalidades tipo fanáticos futbolísticos que nosotros los amamos tanto.

El estado de ánimo del familiar al momento de la solicitud de ayuda de una rehabilitación apropiada, es bastante frágil, a menudo nos encontramos en las primeras semanas tras haber sufrido el accidente, y probablemente no hemos sentido nunca hablar del ictus o por lo menos, no de sus efectos en la persona, sin embargo tiene la lucidez para comprender que la rehabilitación que están recibiendo es parcial, masificadas y con poca atención a las exigencias reales del paciente que ha sufrido una lesión en el cerebro.

Por esto se informan, preguntan, estudian y se confrontan con otros, y aún no teniendo pleno conocimiento de que se trate la rehabilitación neurocognitiva, intuyen que tiene sentido, que detrás hay cierta lógica y que si la lesión golpeó al cerebro es razonable que las propuestas terapéuticas sean dirigidas al cuerpo y también a las funciones cerebrales que nos los hacen mover.

Por esto, toman coraje y se presentan humildemente de frente a estos profesores inalcanzables, con una lejanía de 100km del paciente y de la realidad de las personas de la cual está compuesta su familia, siempre ocupados para explicar que sucedió, que es necesario hacer inmediatamente y cual sea el futuro. Entonces preguntan; dicen de haber escuchado una manera particular de hacer rehabilitación y que se llama Método Perfetti o Rehabilitación Neurocognitiva, preguntan si puede recibirla su familiar.

Y es precisamente en este momento que el terapeuta, se pone una mano sobre el corazón y regala toda su “ciencia” y “humana” franqueza a la persona que tiene de frente, en este momento nos encontramos de frente a la más grande variedad de lugares comunes, inexactitudes y lamentablemente en la mayoría de los casos atrocidades, referidas no solamente a la rehabilitación, sino hasta con respecto de Madre Neurofisiología.

Antes de empezar a enumerar las extravagancias que he escuchado en estos años, quiero precisar en honor a la verdad, que precisamente en los últimos años, las cosas están cambiando, hasta los fisiatras y neurólogos más fanáticos están reconociendo tímidamente la posibilidad y la necesidad de aplicar a los pacientes que han sufrido un ACV, una rehabilitación neurocognitiva.
Con gran satisfacción, también recibí varias solicitudes de cursos de consultoría y capacitación en establecimientos públicos y privados, donde me dijeron explícitamente que las solicitudes de los miembros de la familia para recibir la rehabilitación neurocognitiva se hizo demasiado frecuente e insistente.
He dedicado años de formación en este campo, sólo con la certeza de que el poder lo tiene el individuo, la familia y la comunidad, porque todo está a nuestro alrededor, y somos nosotros a tener el poder, no olvidemos que somos nosotros la PREGUNTA y cuando la pregunta es insistente es capaz de mover los capitales, y cuando hay capital entre nosotros, incluso la OFERTA se pliega a la voluntad del contribuyente.

Así que, incluso si piensan que no pueden resolver nada, pregunten algo que está en sus derechos, y si siguen leyendo las siguientes líneas, a cada respuesta dogmática del líder sobre la rehabilitación neurocognitiva, les daré una respuesta para que no se queden desarmados de frente a la arrogancia y hacer que su presión sea cada vez más efectiva.

Comencemos desde el primer lugar común, el que creo que es el más creativo y extraño, es decir:

1. EL MÉTODO PERFETTI ES UN MÉTODO SUPERADO

Tanto que me hace sonreír este rumor, de que no me resistí y tuve que dedicar un artículo completo a él.

Me parece curioso por la simple razón de que la rehabilitación es una aplicación de la ciencia, es decir, donde se aplican los conocimientos extraídos de las ciencias básicas que complementan la recuperación después del accidente cerebrovascular, como la neurociencia, la neurofisiología, la biología, y muchas otras.

La Rehabilitación Neurocognitiva (Método Perfetti) no se hace otra cosa que traducir los nuevos descubrimientos en neurociencia en acciones terapéuticas, no es una técnica estándar de maniobra, sino una forma de pensar sobre las necesidades terapéuticas del paciente mediante la construcción de ejercicios cada vez más orientados a resolver los problemas los problemas causados por el daño cerebral y siempre está bajo la luz constante de la última investigación científica, y el planteamiento de un buen terapeuta es similar a la del investigador, donde no sólo estudia el caso de su paciente, sino que está constantemente investigando la correspondencia con las últimas investigaciones .

Así que cuando oigo que el Método Perfetti está superado, por personas que entonces en su plan terapéutico contemplan movilizaciones pasivas y no sabiendo que el Profesor Perfetti, incluso desde un punto de vista temporal, es el único nombre para la rehabilitación de este milenio contemporáneo y en la vida, además de la indignación, siento preocupación.
En todo caso de frente a esta respuesta, la contro respuesta es:

“ Entiendo Profesor, si puedo preguntarle: ¿por cual cosa fue superado?”

A este punto, la ignorancia debe ir acompañada de cierto grado de coraje, para decir que lo que su familiar está recibiendo actualmente es parte de aquellos procedimientos terapéuticos que han superado la rehabilitación neurocognitiva. Últimamente con la introducción de maquinarias muy costosas, como la CAMMINOMAT O LA GUANTOREHA O BRAZO ROBÓTICO O REALIDAD VIRTUAL, seguramente dudaremos frente a tanta innovación. Pero ten siempre presente que, parafraseando a uno de mis autores favoritos, que…resulta tambien contemporaneo y todavia en vida, ALAIN BERTHOZ, “…..para recuperar un sistema complejo como el ser humano se necesita un sistema al igual de complejo como otro ser humano….”

Tal vez en el futuro escribiré algo sobre este tema, porque me intriga mucho, pero me gustaría mostrarte sólo algunos pequeños ejemplos de cómo la tecnología oculta sola una necesidad de innovación, pero que no está apoyada por bases científicas sólidas. Vean lo que simples miembros de la familia hacen en casa con su familiar, después de haber tropezado con varias paredes de goma y si conocen las máquinas que mencioné antes, con un nombre cambiado obviamente, podrían notar que no hay necesidad de una tecnología extraterrestre para ofrecer experiencias significativas al paciente.

Estos no son ejercicios reales de rehabilitación neurocognitiva, sino momentos de camino y de agarre guiado donde el paciente puede hacer experiencias en acciones cotidianas, al igual que con las máquinas antes mencionadas, pero ciertamente menos mecánicas y más cercanas a la realidad del paciente.

2. EL MÉTODO PERFETTI ES MUY LARGO

Lo siento, pensándolo mejor, tengo que admitir que este cliché es mi favorito, porque es el más imaginativo. Tenemos un claro objetivo en nuestra cabeza después del ictus y es aquel de recomponer las piezas de nuestra familia, nuestro cuerpo y seguir adelante para obtener la mejor recuperación que la naturaleza nos puede ofrecer, nada más y nada menos: queremos la mejor recuperación, eso! No hay otras recuperaciones o parches temporales, sino la mejor.

Cuando escucho que el método Perfetti es demasiado largo o demasiado lento me pregunto si estamos hablando de la misma recompensa final, de la misma recuperación. Porque si nos centramos en nuestra discusión, y hay la opción de obtener la mejor recuperación, vamos a ser los primeros en obtenerla lo antes posible. Por esta razón, frente a una respuesta de este tipo, les exhorto a que se opongan de esta manera:

“Disculpe Prof,no hago parte del oficio, pero por demasiado largo, quiere decir que aquello que está recibiendo mi familiar aquí con ustedes, va a garantizar la misma recuperación de calidad pero más brevemente?”

Desafortunadamente, hay sub-variables de clichés que van desde la tragicómica a la demencia, de hecho, podrían decirle:

“Quien hace la rehabilitación neurocognitiva quiere tener al paciente en sillas de ruedas y no lo quiere poner de pie” , mientras que a quien tengan de frente, tiene la misión de regalarles la autonomía …

No hay alegría más inmensa que ver a mis pacientes caminar o reanudar la calidad de la caminata y no creo que sea legal o humano mantener voluntariamente al paciente en silla de ruedas sin necesidad terapéutica, entre otras cosas, escribí recientemente una pieza sobre cómo “ “despegar” al paciente de la silla de ruedas “.

De todas maneras, una respuesta que podría hacer titubear a nuestro interlocutor podría ser:

“Entiendo exactamente gracias Prof, una última cosa y lo dejo, sé que está muy ocupado, pero he oído hablar de espasticidad y que este es un problema muy difícil de manejar en el momento de su aparición, no cree que saltar algunos pasos de recuperación ¿nos puede exponer a este problema? ”

( si quieren estar preparados con respecto a la espasticidad, te sugiero este articulo AQUI )
Si nuestro interlocutor aún no ha llamado a la seguridad y llega a una respuesta más, significa que ha asumido el desafío, en este punto te podría decir que la espasticidad no es un gran mal, incluso si la pierna produce una sustancial hipertonía puede servir de apoyo para descansar el peso y fijarlo, y en este caso traten de leer el artículo sobre la marcha del segador.

Personalmente, siento hacerles estudiar todas estas cosas, pero el conocimiento es ahora la única tarjeta eficaz que les conviene para jugar. Los clichès más frecuentes los hemos tratado, ahora hay algunos más populares y abrumadores, aunque serán más difícil de escuchar, les sugiero que le den una rápida lectura también, nunca se sabe.

3. EL PACIENTE DEBE TENER UNA BUENA SENSIBILIDAD PARA HACER EL METODO PERFETTI

Esto de la sensibilidad como requisito para el acceso a la rehabilitación neurocognitiva, entre otro vinculada a otro cliché: “la sensibilidad no se recupera” es parte de una trilogía de fantasías que también ve:

“El paciente debe tener ya algunos movimientos para poder realizar el Método Perfetti”, y “El paciente no debe tener problemas cognitivos”.

A menudo en este 3er acto de la saga, donde se cree que el paciente no debe tener problemas cognitivos si se opone a un diametralmente opuesto, donde se dice que el paciente que ha tenido un accidente cerebrovascular no necesita rehabilitación neurocognitiva si”Está bien de la cabeza y es inteligente.” (Si lo sé, piensas que has leído mal, pero de hecho la palabra es inteligente …).

Si hay algo que todos saben sobre el Método Perfetti, es que cada ejercicio considera la percepción como uno de los elementos fundamentales, y decir que para realizar los ejercicios de neurocognitiva sea necesario no tener problemas de sensibilidad, es como decirle a los padres que envíen a su hijo a la escuela solo ya que es en grado de leer, escribir y realizar cálculos matemáticos. Si vamos a la escuela es para aprender a hacerlo, y si vamos al fisioterapeuta es porque tenemos que recuperar lo que hemos perdido a causa de la isquemia o hemorragia cerebral.

La sensibilidad no está nunca completamente ausente, es el talento del terapeuta que le permitirá de localizar el punto de partida más adecuado.

Les hago un ejemplo practico: Si el paciente es incapaz de percibir qué dedo de su mano se mueve, probablemente podrá percibir si, en lugar de requerir el reconocimiento de los 5 dedos, le pedimos sólo 2: pulgar y al meñique.

Y si todavía es incapaz de reconocer si estamos moviendo su dedo pulgar o meñique, probablemente será capaz de percibir la presencia o ausencia de un movimiento de los dedos. Siguiendo adelante siempre hay un “punto cero” desde el cual comenzar nuestro trabajo de recuperación. Entre otras cosas, es curioso saber que algunos especialistas pueden decir lo contrario,
“Si el paciente tiene la sensibilidad, es inútil hacer el Metodo Perfetti”.

En cuanto a la severidad de la afirmación de que la sensibilidad no se recupera, nos enfrentamos a un serio conflicto de interpretación del problema y de la profesión en general. Si un profesional es responsable de manejar al paciente que ha sufrido una lesión cerebral, debe considerar todos los aspectos que permiten una recuperación máxima, incluyendo la plasticidad de nuestro sistema nervioso central.

Decir que la sensibilidad no se recupera, es decir, que el cerebro no tiene plasticidad, lo que significa negar uno de los principios cardinales de neurología y neurofisiología, por lo que considero este aspecto preocupante, porque si no es la plasticidad y todas las capacidades residuales del paciente de reorganizar después de la lesión, el núcleo central sobre el cual basar todas las actividades terapéuticas, me pregunto sobre qué rotación giran todas las decisiones?

La coartada más común de todas las elecciones hechas es la autonomía, pero esta autonomía, que entre otras cosas es una de mis palabras favoritas y el deseo de mis pacientes, no sería más eficaz si fuera por una mejor calidad real de la recuperación?.

Para resumir la respuesta que puede dar frente a la oración:

“No deben existir problemas de sensibilidad para realizar el Método Perfetti”

Puede ser:
“Entiendo Prof, mi madre/padre/familiar tiene problemas de sensibilidad, no cree usted que estos problemas de sensibilidad puedan incidir sobre las capacidades de movimiento? Podría ser buena idea invertir tiempo para ayudar a mi madre/padre/familiar a recuperar parte de esta sensibilidad para tener una mayor autonomía y mejor calidad de vida?
Si a este punto nuestro ilustre interlocutor se juega la carta de :”la sensibilidad no se recupera” , les sugiero de leer estos 2 artículos que tratan completamente de neuroplasticidad y células estaminales, pero la pregunta que lo desenmascara por completo:

“Entiendo Prof, pero cree que también el cerebro, así como la piel, los huesos y los cartílagos de nuestro cuerpo tengan capacidades plásticas, que puedan permitirnos mejorias?”
Ya en la esquina y consciente de estar de frente a una familia diferente de los que están acostumbrados a ser calladas, donde bastaban unas pocas frases para destruirla, dirá:
“Si cierto, pero solamente en los primeros meses ( Los más iluminados hablar de 1 año y medio)”.

Dado que este cliché es el más dañino de todos para los que sufren, injusto, engañoso y mezquino, he dedicado una línea específica para darte herramientas comparativas y no para cortarte las piernas cuando escuchas esta sentencia. Lee el artículo sobre las fechas de caducidad aquí.

A este dogma de la fecha de vencimiento, se asocia un cliché moderado:

4. EL MÉTODO PERFETTI SIRVE, PERO SOLAMENTE EN LOS PRIMEROS 6 MESES

Debido, por supuesto, a la ventana de recuperación de 6 meses, que no es el momento en que el paciente manifiesta la mayor cantidad de expresiones de recuperación espontánea, pero la verdadera recuperación es un proceso que toma mucho más tiempo.

El quinto cliché se opone al primero donde, en cambio, se dice:

5. LA NEUROCOGNITIVA FUNCIONA PERO DESPUÉS DE LOS 2 MESES

Aquí habrán comprendido que el razonamiento sobre la cual se basa tal frase es que es más fácil para los primeros 2 meses tener problemas sensoriales, motores y cognitivos, sobre los cuales es preferible esperar una recuperación espontánea dado de una lesión más favorable, más bien que obtener realmente la recuperación.

Este clichè es bastante curioso, y me hace pensar en el tipo de interpretación realizada al funcionamiento de nuestro cuerpo:

6. EL MÉTODO PERFETTI, FUNCIONA, PERO SOLAMENTE PARA LA MANO

No lo se, algunas veces pienso en mis pies, al gran trabajo que han hecho para manejar mi equilibrio, para permitirme adaptar a cualquier tipo de superficie, me gusta mirar algunos atletas, como patinadores, gimnastas, bailarines y los profesionales del fúbtol. Si tuviese que responder yo, preguntaría:

“Y si Maradona hubiese sufrido un ictus, el Perfetti entonces hubiera servido para los pies?” , pero para ti tengo una respuesta diplomática:

“Entiendo profesor, su mano es más compleja y requiere un trabajo más refinado, pero entonces si el pie es menos complejo, él podría disfrutar aún más y más rápidamente con un trabajo más refinado! “Podemos intentar profesor, en vez de utilizar la toxina botulínica y cerrar el pie en ese tutor? ”

Por desgracia, la lista es larga, y este artículo ya ha sido bastante difícil, me comprometo a hacer un artículo con otros cliché en el futuro.

Espero que les haya sido útil, incluso si no hay confrontación directa o conciencia directa, sepan que comenzar a ignorar todo lo que se dice pasivamente es el primer acto que precede al cambio. Espero que leyendo estas líneas, les haya entusiasmado el sentido de la opresión y de la vulnerabilidad que han probado cuando les dijeron ciertas cosas, de maneras no siempre humanas. Si desean enriquecer la lista de cliché que se dicen en el Método Perfetti y la Rehabilitación Neurocognitiva, sientanse comodos de dejar un comentario.

Aquí encuentras nuestra newsletter donde cada día alrededor de 20, entre pacientes, familiares y profesionales, se inscriben para recibir gratis otros contenidos especiales sobre el ictus cerebral y su recuperación.- El primer reporte será “10 cosas que debes conocer sobre el ictus”

Dt Valerio Sarmati