10 errores que probablemente estás cometiendo y te hacen atrasar en tu recuperación

Me llamo Valerio Sarmati y como ya habrás entendido me ocupo de la Rehabilitación post Ictus Cerebral.

En el desarrollo de mi experiencia muchos de mis pacientes y sus familiares, me contaron algunos problemas muy comunes entre quienes deben afrontar el problema del Ictus cerebral:

  • A pocos les ofrecían informaciones útiles y prácticas.
  • No sabían qué era correcto o incorrecto.
  • No saber cuánto es posible recuperar.
  • ¿Que es lo que se tiene que hacer para tener una buena recuperación?

A continuación de diré los 10 errores que muy probablemente estás cometiendo para tu recuperación…

Buena lectura

1. No entender en que consiste Ictus Cerebral:

El ictus cerebral provoca un daño al cerebro y a sus funciones, ¡no a los músculos!

La dificultad de movimiento, de percepción y de razonamiento después de un ictus cerebral, se debe a alteraciones de las funciones del cerebro.

Es comprensible entonces, que el tratamiento terapéutico deberá dirigirse a la recuperación de tales funciones cerebrales, no a los músculos.

Te darás cuenta a continuación, de hecho, de cómo tratar los músculos es una práctica contraproducente para la recuperación.

2. No entender como se recupera el cerebro.

Los 12 meses después del ictus son los más vivaces para la recuperación.

Durante el primer año después de la lesión, el cerebro afectado por el ictus cerebral, está dotado de una muy vivaz plasticidad; por lo que es un buen momento para acelerar la recuperación.

Pero atención, también es válido al contrario. Si durante este período nos realizan un tratamiento incorrecto es más fácil aprender movimientos incorrectos (patológicos) e instaurar la rigidez muscular (espasticidad). Esta vivacidad es aprovechada con una rehabilitación adecuada. Pero atención, no se trata de una fecha de vencimiento, el cerebro siempre es maleable y está listo para aprender.

3. Pensar que la espasticidad es un problema muscular.

Tampoco la espasticidad es un problema de los músculos.

La espasticidad es uno de los mayores problemas asociados al ictus, está representada por la rigidez muscular, llamada también (hipertono), por las contracciones reflejas e incontroladas de los músculos, y por la dificultad de contraer los músculos voluntariamente.

Pero el problema no está en los músculos. Una vez más el problema es causado por la dificultad de usar las propias funciones cerebrales que permiten organizar el movimiento.

En los próximos puntos entenderás cómo la espasticidad puede empeorar o mejorar en base a la rehabilitación realizada.

4. Usar ortesis y férulas para sentirte mas seguro.

El uso de ortesis como férula para la mano y codevilla para el pie es contraproducente.

Después de un tratamiento terapéutico que no presta atención al control de la espasticidad, a menudo la mano tiende a cerrarse en puño por la intensa rigidez, mientras el pie tiende a alcanzar el suelo de punta y de lado por el mismo problema.

Entonces se prescriben ortesis como el splint para la mano y un tutor para el pie.

El splint no es otra cosa que una tableta sobre la cual se fija la mano abierta, pero esto no determinará una mejoría de la situación, por el contrario aumentará la rigidez tanto de los músculos como de las articulaciones, lo mismo ocurre con el pie y el soporte.

El problema se enfrenta rápidamente, tratando de no permitir el nacimiento de la espasticidad y de desarrollar el control por parte del paciente.

5. Emplear las técnicas de rehabilitación que empeoran la Espasticidad.

Las técnicas que aumentan la espasticidad son las definidas neuromotoras y musculares.

Son técnicas nacidas antes de los modernos descubrimientos científicos que han evidenciado las capacidades del cerebro de poder organizar el movimiento a través de los procesos cognitivos.

Las técnicas neuromotoras son las que actúan en los reflejos, es decir, a un nivel inferior del movimiento, como el método Bobath, Kabat y Vojta, mientras que las técnicas musculares actúan directamente sobre el músculo sin considerar el problema efectivo de las funciones cerebrales.

6. Usar la toxina botulínica.

La toxina botulínica tiene sólo un efecto temporal sobre la espasticidad.

Incluso el tratamiento con toxina botulínica, según mi parecer, es un contrasentido en la rehabilitación del ictus, de hecho representa un tentativo para reducir la espasticidad después de una rehabilitación no adecuada que ha desarrollado de manera anormal la espasticidad.

La toxina botulínica destruye las uniones que existen entre el nervio y el músculo, determinando por algunos meses una relajación temporal de las fibras musculares, pero a menudo la situación después de algunos meses vuelve a ser como antes, si no peor, además destruyendo las uniones neuro-musculares, que resultan dañadas en las partes fundamentales para la futura recuperación del movimiento.

7. Activar el nacimiento de la espasticidad con movimientos netamente pasivos y musculares.

La organización del movimiento se produce a través del uso de los procesos cognitivos, de los reflejos y de los músculos.

Después de un daño cerebral disminuye la capacidad de organizar, de la mejor manera, el nivel superior de organización del movimiento dado por los procesos cognitivos, así que el organismo se encuentra en la condición de tener que enfrontar la situación solo a través del uso de los niveles inferiores: los reflejos de la médula y musculares.

Pero el uso de estos niveles inferiores de control del movimiento son obviamente menos refinados de los que se pueden obtener con el uso de los procesos cognitivos.

El papel de la rehabilitación es el de enseñar al paciente a reutilizar de la mejor manera las funciones cognitivas residuales y recuperar las alteradas por la lesión, utilizando entonces ejercicios que integren sobretodo los procesos cognitivos.

Si la rehabilitación se dirige a los aspectos inferiores del movimiento (reflejos y músculo) no se producirá otra cosa que una acentuación del movimiento patológico, el espástico, para entendernos.

8. Pensar que la dificultad de movimiento es un problema muscular y no cognitivo.

La espasticidad y las dificultades del movimiento de los músculos, representan solo la punta del iceberg de las problemáticas relativas a un ictus cerebral, de hecho la alteración de los procesos cognitivos como la capacidad de prestar atención, de aprender, de memorizar y percibir, determinan la dificultad para poder interactuar con el ambiente que nos rodea.

La interacción con el ambiente externo se produce a través de una continúa construcción de informaciones con el mismo ambiente.

Te presento un ejemplo practico, la dificultad de caminar, no se debe solo a la espasticidad o a la dificultad de contraer los músculos, sino a la dificultad de percibir el suelo con los pies, o a la dificultad de percibir cómo está posicionada la pierna en el espacio, o a la dificultad de prestar atención al cuerpo durante esta actividad.

Parece obvio entonces que el tratamiento debe mejorar esta interacción con el ambiente, pero sobre todo la capacidad de construir informaciones con el cuerpo y con el mismo ambiente.

9. Desconocer como ocurre el proceso de aprendizaje cerebral.

La capacidad informativa del individuo es uno de los puntos de los ejercicios previstos por la Terapia Neurocognitiva.

De hecho los ejercicios no son otra cosa que la propuesta de experiencias guiadas, en el interior de las cuales, el paciente es inmerso en la condición de construir informaciones adecuadas con el propio cuerpo y con el objeto (ambiente), todo dentro de un recorrido pedagógico, donde el paciente es colocado en la condición de reaprender las reglas del movimiento, de manera tal, que le permita su uso en la vida cotidiana.

Estas situaciones terapéuticas tienen como finalidad la reorganización de los procesos cognitivos alterados.

10. Pensar que toda la rehabilitación esta en manos del terapeuta.

El tratamiento de Rehabilitación post Ictus Cerebral necesita incluso de la ayuda de los familiares.

Para la recuperación de un daño cerebral se necesita de constancia y paciencia, por esto es muy importante que los familiares aprendan sencillos y eficaces ejercicios para dar continuidad a la recuperación de las funciones principales.

La Terapia Neurocognitiva según el Método Perfetti ofrece ejercicios que pueden ser aprendidos tranquilamente por todos los integrantes de la familia.

Espero que estas pequeñas sugerencias puedan ayudarte a orientarte mejor en el futuro del post ictus y a no seguir cometiendo estos errores que atrasan tu recuperación, o la de un familiar.

Hasta pronto.

Dr. Valerio Sarmati.
Especialista italiano en rehabilitación de pacientes post Ictus/Acv

Inscribete en nuestro webinar gratuito (videoconferencia) sobre la Recuperación Post-Ictus


Dale like a nuestra página Fan AQUI donde todos los miercoles el Dr. Valerio Sarmati estará haciendo un live hablando sobre la Terapia Neurocognitiva y respondiendo tus preguntas en vivo.

Dt Valerio Sarmati