Epidemiología del ictus en Ecuador

La enfermedad cerebrovascular (ECV) es la segunda causa de muerte y ocupa el tercer lugar como factor causante de discapacidad a nivel mundial. En Ecuador, este desorden es una de las primeras causas de mortalidad desde 1975,1 año en el cual alcanzó el noveno lugar y 25 años después en 1990, se posicionó como primera causa de muerte en el país. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) en su sitio web, en el año 2014 se registraron 3 777 muerte, con una tasa correspondiente al 23,17%; siendo esta, la tercera causa de muerte en el Ecuador en la población general, por detrás de las enfermedades isquémicas del corazón y la diabetes mellitus.

A nivel mundial, las enfermedades no transmisibles (ENT) representan el 71% de todas las defunciones. Para el 2015, se reportó que las principales causas de muerte por ENT fueron: enfermedad cardiovascular (17.9 millones, 95%), cáncer (8.8 millones) y enfermedades respiratorias crónicas (3.8 millones). La prevalencia de accidentes cerebrovasculares ha aumentado globalmente, sin embargo, las defunciones por esta razón se disminuyeron en países desarrollados.

Dado que Ecuador es un país en vías de desarrollo y debido a la escasez de estudios neuroepidemiológicos, se desconoce el comportamiento de esta condición en nuestra población.

En Venezuela, México y Ecuador la tendencia no sigue el mismo patrón, pues muestra un aumento en los últimos 50 años. Esta podría explicarse sobre todo por la diferencia entre los factores predisponentes para ECV en los diferentes países, que difieren según el nivel de desarrollo del país. En países de primer mundo, los mayores influyentes son: la expectativa de vida, calidad de vida y el nivel de educación, dado que actúan directamente sobre la eficacia de la prevención primaria y secundaria. Diferente es en los países del tercer mundo, donde el principal predictor es el nivel socioeconómico. La exposición a déficits nutricionales a temprana edad provoca fisiopatológicamente cambios endoteliales, mayor actividad del sistema renina- angiotensina y alteraciones en el metabolismo que predisponen precozmente a hipertensión y diabetes, sumado a la poca adherencia al tratamiento una vez que se presentan, explican en gran parte estos resultados.

 

Bibliografía

  • Moreno D., Santamaría D., Ludeña C. Enfermedad Cerebrovascular en el Ecuador: Análisis de los Últimos 25 Años de Mortalidad, Realidad Actual y Recomendaciones. Revista ecuatoriana de neurología. 2016
  • Ortiz J. La enfermedad cerebrovascular en Ecuador. Revista ecuatoriana de neurología. 2018

 

Dr. Valerio Sarmati
DISCLAIMER
"La información que se encuentra disponible en nuestra web no puede reemplazar, en ningún caso, una visita médica"


CREDITOS PROFESIONALES

2007-08 Docente de Metodología de la rehabilitación de la “Universidad Católica del Sagrado Corazón" ROMA .

Desde 2011 Profesor de Rehabilitación Neurotraumatológica "Universidad La Sapienza" de Roma.