El malentendido fundamental de los trastornos cognitivos

El malentendido fundamental de los trastornos cognitivos

El malentendido fundamental de los trastornos cognitivos 150 150 Stroke Therapy Revolution

 

Existe un malentendido fundamental cuando se habla de los “trastornos cognitivos” del paciente post-ictus. El paciente, cuando oye la palabra Rehabilitación Neurocognitiva, se empeña en señalar que su problema es sólo motor, pero que está bien de la cabeza.
Imagínate si no sé que el paciente puede hacerlo con la cabeza, la rehabilitación es toda mi vida y la mayoría de mis amigos son ex-pacientes… Por eso tengo que especificar que por procesos cognitivos me refiero:
Atención
Memoria
Percepción
Capacidad de predecir el movimiento
Evidentemente, esta especificación por mi parte no sirve de nada porque el paciente replica con más determinación, ¡que se acuerda de todo! Alfileres, números de teléfono y cumpleaños “de hecho, quizá después del ictus me acuerdo un poco más”, suele añadir.
“No tengo problemas de atención, leo y vuelvo a mi trabajo, y no he perdido la sensibilidad”.
La capacidad de anticipar el movimiento no suele estar incluida en la respuesta ….
Pero la atención de la que hablamos no es la que necesitas para seguir una conferencia, es la atención al cuerpo en movimiento, la memoria no es la del pin de la tarjeta de crédito y la memoria de sensaciones y acciones, la percepción no es la que si alguien te toca y te pica entonces sientes; es algo más profundo que te permite integrar toda la información externa e interna a tu cuerpo.
Pero la única evidencia de todo esto viene a través de la experiencia del ejercicio, así que cuando le pides al paciente que cierre los ojos y reconozca un dedo de la mano que estás moviendo y se equivoca o tarda en responder, tienes una base bien fundamentada para discutir la percepción, cuando le pides al paciente que cuente de 100 a 1 restando 7 de vez en cuando se da cuenta de que todas las estrategias que había aprendido cuando apartó su atención del cuerpo no las puede mantener.
Cuando durante el ejercicio se intenta recordar la sensación generada por una acción similar realizada antes del ictus y es realmente difícil revivirla, sólo entonces el paciente empieza a darse cuenta de que la Rehabilitación Neurocognitiva no es para aquellos que no están en su sano juicio, sino que es una oportunidad para tratar los verdaderos problemas causados por un ictus y que son a su vez la causa de los problemas de movimiento.