Parálisis después de un Ictus

Parálisis después de un Ictus

Parálisis después de un Ictus 150 150 Stroke Therapy Revolution

Parálisis después de un Ictus

El ictus, también conocido como accidente cerebrovascular, es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo. Este tipo de alteraciones ocurre cuando se interrumpe el flujo sanguíneo al cerebro, lo que provoca daño cerebral y puede resultar en diversas alteraciones neurológicas, incluidas alteraciones del movimiento. Este artículo abordará en detalle la parálisis después de un ictus y como influye esta lesión en la persona, explorando sus causas, tipos, tratamientos y el impacto en la vida de los pacientes tras el ataque cerebral.

¿Qué es un Ictus?

El ictus causa alteraciones de origen neurológico que se producen debido a una interrupción del flujo sanguíneo en el cerebro. Puede ser causado por una obstrucción en una arteria (ictus isquémico) como por ejemplo, en la arteria carótida, o por la rotura de un vaso sanguíneo (ictus hemorrágico). La falta de sangre y oxígeno provoca la muerte de las células cerebrales en la zona afectada, lo que lleva a una lesión cerebral. La gravedad y los síntomas de un ictus dependen de la región del cerebro afectada y de la rapidez con la que se reciba tratamiento.

Tipos de daño cerebral

Existen dos tipos principales de ictus:

  1. ACV Isquémico: Representa aproximadamente el 85% de todos los casos. Ocurre cuando un coágulo sanguíneo bloquea una arteria en el cerebro, impidiendo el flujo de sangre. Las causas comunes incluyen la trombosis y la embolia.
  2. ACV Hemorrágico: Ocurre cuando un vaso sanguíneo se rompe, provocando una hemorragia en el cerebro. Este tipo de ictus puede ser causado por una malformación arteriovenosa, un aneurisma o hipertensión no controlada.

Síntomas y Diagnóstico

Los síntomas de un ACV pueden variar, pero generalmente incluyen:

  • Parálisis o debilidad súbita en un lado del cuerpo (hemiparesia o hemiplejía)
  • Dificultad para hablar o entender el habla
  • Pérdida de visión en uno o ambos ojos
  • Dificultad para caminar, mareos o pérdida de equilibrio
  • Dolor de cabeza

El diagnóstico temprano es crucial para minimizar el daño cerebral y mejorar los resultados. Se utilizan pruebas de imagen como la tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (RM) para identificar la ubicación y el tipo de ictus.

Parálisis después de un Ictus

Es una de las secuelas más comunes y debilitantes de un ACV. Puede ser completa (hemiplejía) o parcial (hemiparesia), afectando generalmente un lado del cuerpo. La hemiplejía ocurre debido a la lesión en las áreas del cerebro responsables del movimiento.

Tipos

  1. Hemiplejía: Alteración o parálisis completa de un lado del cuerpo.
  2. Hemiparesia: Alteración o debilidad parcial en un lado del cuerpo.

Imaginemos entonces, ser incapaces de mover un lado de nuestro cuerpo, o solo ser capaces de moverlo parcialmente, aunado a esto, la «espasticidad» puede hacerse presente. Esta es cierta rigidez que se presenta a nivel muscular, la cuál Perfetti dividió en 4: Reacción anormal al estiramiento, irradiación anormal, esquemas elementales y déficit de reclutamiento de unidades motoras. Cada vez que quieres moverte, no puedes, y tus músculos pueden ponerse más rígidos, es una situación complicado tras un infarto cerebral. Sumado a esto, pueden presentarse algunas alteraciones traumatológicas, como la subluxación de hombro, o inestabilidad a nivel del carpo en la muñeca, trastornos del lenguaje como la afasia y trastornos cognitivos como la apraxia también pueden agravar el cuadro. Por ende, estamos ante un problema de salud pública de primer nivel, que debe ser atendido con mucha dedicación y cautela.

Causas de la Parálisis

Esta alteración después de un ictus se debe a la interrupción del flujo sanguíneo en las áreas a nivel cerebral que controlan el movimiento. Esta interrupción puede ser causada por un ictus isquémico o hemorrágico. La gravedad del trastorno depende de la extensión de la lesión cerebral y de la rapidez con la que se inicie el tratamiento, buscando minimizar las alteraciones motoras, físicas, sensitivas, y en procesos cognitivos. La parálisis se produce por una lesión en la «vía piramidal» o «cortico espinal», esta se puede ejemplificar como «cables» que transmiten el impulso nervioso del movimiento del cerebro a los músculos. Cuando sufrimos un ACV, sobretodo en la fase aguda, el cerebro se apaga, a este proceso se le conoce como diasquisis, básicamente el sistema nervioso solo funciona con procesos básicos para nuestra supervivencia, esto ocurre con la finalidad de evitar que la lesión se propague por la red nerviosa. Luego de las primeras semanas o meses tras el infarto cerebral, las conexiones van activándose progresivamente. La parálisis puede mantenerse, y de hecho, con una terapia mal guiada podemos desarrollarla. Esto lo abordaremos en el próximo punto.

Tratamiento de la Parálisis

El tratamiento de este trastorno post-ictus se basa en la rehabilitación neurocognitiva del método Perfetti, que utiliza ejercicios cognitivos para estimular la atención, al involucrarla, estaremos activando procesos cognitivos que nos permitirán retomar el control de nuestro cuerpo. Perfetti creó su enfoque basándose en la perspectiva de que la lesión está en el cerebro, no en los músculos, es por ello que, debemos realizar ejercicios que se enfoquen en esto. Este método se centra en la relación entre la parte cerebral y el cuerpo, promoviendo la neuroplasticidad para mejorar la función motora.

Rehabilitación Física con el Método Perfetti

La rehabilitación física es fundamental para ayudar a los pacientes a recuperar la función motora. El método Perfetti incluye ejercicios específicos que desafían tanto el cerebro como el cuerpo. Estos ejercicios están diseñados para estimular las áreas del cerebro responsables del control del movimiento y el control de la espasticidad.

Ejercicios Neurocognitivos Cognitivos vs Físicos

El método Perfetti se basa en la activación de los procesos, mientras que los ejercicios físicos se basan en el entrenamiento de la fuerza para la musculatura. Los ejercicios neurocognitivos incluyen tareas que requieren atención, memoria y resolución de problemas,se realizan con ojos cerrados, en ocasiones haciendo hipótesis sobre lo que se va a sentir en el cuerpo, explorando el entorno, imaginando movimientos en una acción o contexto específico, mientras que los ejercicios físicos se centran en el fortalecimiento y la coordinación muscular. Los últimos no involucran al cerebro en el proceso de recuperación.

Prevención de Ictus

La prevención es crucial para reducir el riesgo de ictus y sus secuelas. Las medidas preventivas incluyen:

  • Control de la presión arterial
  • Tratamiento para el paciente diabético y la cardiopatía o arritmia.
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol
  • Adopción de una dieta saludable y ejercicio regular

El control de los factores de riesgo es esencial para prevenir tanto el ictus isquémico como el hemorrágico. La hipertensión, la diabetes y las enfermedades cardíacas, como la cardiopatía, son factores de riesgo significativos que deben ser manejados adecuadamente para reducir la incidencia de accidente cerebrovascular.

Impacto de la Parálisis en la Vida de los Pacientes

Esta alteración después de un accidente cerebrovascular puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de los pacientes. Afecta no solo la movilidad física, sino también la salud emocional y mental. Los pacientes pueden experimentar depresión, ansiedad y frustración debido a sus limitaciones físicas y la alteración en su independencia.

El apoyo de familiares, amigos y profesionales de la salud es esencial para ayudar a los pacientes a adaptarse a su nueva realidad. Los grupos de apoyo y la terapia psicológica pueden ser beneficiosos para abordar los aspectos emocionales de la recuperación.

Complicaciones Asociadas

Además de la parálisis, los pacientes pueden enfrentar otras complicaciones como resultado de un ictus:

  • Espasmo Muscular: Contracciones musculares involuntarias que pueden ser dolorosas.
  • Contractura: Rigidez y acortamiento de los músculos y tendones, lo que limita el movimiento.
  • Atrofia Muscular: Pérdida de masa muscular debido a la falta de uso.
  • Embolia: Formación de coágulos que pueden causar nuevos ataques cerebrales.
  • Paresia: Debilidad en una extremidad sin pérdida completa de movimiento.

El Enfoque Multidisciplinario en el Tratamiento del Accidente Cerebrovascular

El tratamiento efectivo de un ECV requiere un enfoque multidisciplinario que involucra a neurólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y otros especialistas. Este enfoque integral asegura que todos los aspectos de la recuperación del paciente sean abordados, desde la rehabilitación física hasta el apoyo emocional.

Avances en el Tratamiento del Accidente Cerebrovascular

La investigación y el desarrollo en el campo del tratamiento del accidente cerebrovascular han llevado a avances significativos en las opciones de tratamiento y rehabilitación. Las terapias emergentes, como la estimulación cerebral no invasiva y la terapia con células madre, están siendo investigadas por su potencial para mejorar la recuperación después de un ECV.

Conclusión

El Accidente cerebrovascular es una enfermedad devastadora que puede resultar en un trastorno del movimiento en donde este se pierde, y otro tipo de alteración neurológica significativa. La hemiplejía después de un ictus puede tener un impacto profundo en la vida de los pacientes, pero con el tratamiento adecuado y el apoyo necesario, es posible mejorar la movilidad y la calidad de vida. La rehabilitación física, la terapia ocupacional y las intervenciones quirúrgicas son componentes clave del tratamiento. Además, la prevención y el manejo de los factores de riesgo son esenciales para reducir la incidencia del accidente cerebrovascular y sus complicaciones.

Con un enfoque multidisciplinario y el apoyo de la comunidad médica, los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular pueden recibir la atención integral que necesitan para su recuperación. La investigación continua y los avances en el tratamiento ofrecen esperanza para mejorar los resultados y la calidad de vida de aquellos afectados por esta enfermedad.

Stroke Therapy Revolution | + posts

Carlos Carmona, se asegura de que todos los procesos relacionados con visitas en línea, registros de rehabilitación, vídeos publicados por nuestros pacientes en el grupo privado de Facebook continúen sin problemas todos los días y junto con sus colegas fisioterapeutas. Todos los días sigue en línea a las docenas de pacientes que en diferentes partes del mundo han decidido confiarnos su recuperación después de un accidente cerebrovascular. Las visitas en línea son el corazón de la telerehabilitación de Stroke Therapy Revolution.

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola, escríbenos para ayudarte con tu consulta