MÉTODO PERFETTI EJERCICIO MANO

Este ejercicio para la mano es simple e importante, es un ejercicio del Método Perfetti al cual aprecio mucho por un simple motivo: Es uno de los primeros que pruebo con mis pacientes cuando los encuentro por primera vez.

Cuando hago una pregunta simple como:

“¿Cómo va la sensibilidad? ¿El brazo lo sientes como el otro?”.
En general la respuesta es positiva, el paciente y sus familiares refieren que la sensibilidad es buena y que también el neurólogo lo confirma porque les ha realizados exámenes.

A menudo este ejercicio demuestra que la sensibilidad es un fenómeno más complejo de lo que normalmente se piensa.

De hecho las pruebas del neurólogo se limitan a experimentar si el paciente es en grado de percibir o no el contacto o una picadura sobre el lado pléjico, pero la sensibilidad es algo más diferente y a veces de frente a esta solicitud también el paciente hemipléjico y familiares se dan cuenta.

El ejercicio es muy simple y consiste en el hacer cerrar los ojos al paciente y hacerle reconocer cual dedo de su mano le estamos moviendo.

Parece bastante simple, pero te invito a pensar si tal tarea en cambio fuera realizada con dificultad, con algunos errores, o con un tiempo de respuesta no inmediato; ¿Cómo podemos esperar de recuperar el movimiento autónomo de los dedos de cada uno de nuestra mano si no conocemos la sensación de cada uno de ellos en movimiento?

Te invito a probar este simple ejercicio del Método Perfetti, si es ejecutado bien en la mayor parte de los casos se obtiene como efecto también la reducción de la hipertonía y de la espasticidad de la mano. El motivo por el cual la mano se “suaviza” es simple: la espasticidad es una especie de “piloto automático” de nuestro cuerpo que se traba cuando el control “cerebral” del movimiento se encuentra en dificultad.

Cuando hacemos este ejercicio obligamos al paciente a activar sus procesos cognitivos para la resolución de un problema perceptivo, el piloto automático reduce su actividad y entonces a su vez la hipertonía.

Hay otros casos en cambio donde el paciente no presenta dificultad en el reconocimiento de los dedos, pero esto no significa que la sensibilidad sea del 100%, en ese caso, deberíamos estudiar más a fondo con ejercicios más complejos, donde el paciente no solamente deberá reconocer el movimiento de cada uno de los dedos, sino aspectos ligados a la dirección, distancia en asociación y contacto, y en relación con los otros dedos.

En este vídeo consigues un extracto de uno de los tantos vídeos presentes en las Video Guías.

Elegí poner el vídeo para el paciente hemipléjico derecho, porque viene explicado cómo comportarse en caso de afasia, pero es un ejercicio valido también para el paciente hemipléjico izquierdo.

Aquí encuentras nuestra newsletter, donde cada día alrededor de 20 entre pacientes, familiares y profesionales se inscriben para recibir gratuitamente otros contenidos especiales sobre el ictus cerebral y su recuperación. El primer reporte será “10 cosas que debes saber sobre el ictus”.

Dt Valerio Sarmati