Todo lo que debes saber sobre el ictus

Ictus

Seguramente has escuchado hablar del Ictus Cerebral o del Accidente Cerebrovascular (ACV), pero pocos saben qué es y sus secuelas a nivel cerebral. En realidad el ataque cerebral es uno de los problemas más complejos para la rehabilitación tanto para aquellas personas que han tenido hemorragia, como las que han tenido una isquemia.

La palabra  deriva del latín y significa golpe, misma traducción para el inglés y para el griego. Es un infarto y así como sucede con el corazón, cuando falla la nutrición de la sangre, el órgano cerebral se daña, Ejemplo: cuando un coagulo obstruye la circulación cerebral o cuando hay una hemorragia. Muy propenso a ser sufrido en la hipertensión arterial y puede causar necrosis cerebral incluso la muerte.

El ataque cerebral es por lo tanto, un insulto de tipo vascular que altera el aporte de sangre a una región del cerebro. El Ictus, el “golpe”, puede ser de diferente naturaleza: puede ser hemorrágico, como por ejemplo sucede como consecuencia de la ruptura de un aneurisma cerebral o puede suceder de tipo isquémico.

La definición que la organización mundial de la salud, la O.M.S. ofrece del evento cerebral es la improvista aparición de señales y/o signos referibles a déficit focal y/o global (coma) de las funciones cerebrales, con duración superior a las 24 horas o ha resultado desfavorable, que no puede ser atribuido a otra causa aparente sino a vasculopatía cerebral.

Cualquier persona no esta excepta de padecer un infarto cerebral, muchos personajes famosos han sufrido ictus, un ejemplo de esto ha sido la famosa presentadora María Teresa Campos, la isquemia cerebral le afectó la visión en un ojo, aunque dos años después ya está totalmente recuperada y no tiene secuelas.  Otro presentador famoso de tv Jorge Javier Vázquez, sufrió un ictus a causa de una hemorragia subaracnoidea, luego de haber presentado un fuerte dolor de cabeza y ser ingresado a emergencias, se determino la presencia de una hemorragia dentro del espacio subaracnoideo, por ese espacio discurren las grandes arterias que llevan sangre al cerebro. Una rotura de una de esas arterias llena todo el espacio de sangre. causando un ictus y sus consecuencias.

Ictus Cerebral consecuencias

Un ataque cerebral daña el cerebro, es el órgano de las funciones mentales y cognitivas, por lo tanto un ictus isquémico o hemorrágico altera aquellos procesos cognitivos que permiten construir el movimiento del cuerpo causando toda clase de consecuencias en la vida cotidiana. En efecto, con frecuencia el suceso más evidente luego de un Ictus isquémico que afecta la función cerebral es la paresia motora de una mitad del cuerpo: Hemiparesia y la Espasticidad.

Las consecuencias de la enfermedad cerebral, representan los aspectos más delicados de la Rehabilitación y fisioterapia, porque para la recuperación del movimiento es necesario recuperar los procesos cognitivos que lo determinan.-

Rehabilitación del Ictus

El panorama de rehabilitación en relación al tratamiento de la patología cerebral es muy amplio y con frecuencia confuso, se suele pensar que la recuperación depende de los tipos de accidentes, es indiferente si fue una hemorragia cerebral o una falta de aporte de oxigeno,  el tratamiento médico no es suficiente para la rehabilitación, en el momento de decidir el tipo de tratamiento  hay que estar bien enterado de que:

La Rehabilitación Neurocognitiva, llamada también Método Perfetti, es la respuesta de tratamiento que mejor se adapta a la recuperación de los resultados de ataque cerebral y de hemiparesia. El único método que considera fundamental la recuperación de los procesos cognitivos como base del movimiento funcional.

Ictus Cerebral

Es una de las mayores causas de un ictus cerebral, sus consecuencias  está determinada por la falta de aporte de sangre al cerebro lo cual se diferencia de la hemorragia. La circulación de la sangre se interrumpe a causa de una obstrucción de una arteria que tiene la tarea de alimentar la zona cerebral. Esta ha sido desde siempre un desafío complejo para la rehabilitación. El ictus isquémico es causado por Émbolos y Trombos:

  • El Émbolo es un coágulo de sangre que circula en el flujo sanguíneo y de acuerdo a sus dimensiones, determinará la obstrucción del vaso en el cual viaja y por lo tanto, el accidente cerebrovascular.
  • En efecto las arterias, a medida que se acercan al cerebro, se hacen siempre más finas. Los Trombos se forman mayormente en los vasos debilitados por la arteriosclerosis, a través de la acumulación de grasa en las paredes internas que disminuyen el volumen del flujo circulatorio, determinando el evento isquémico.

La mayor parte de los infartos cerebrales deben ser atribuidos a la lesión cerebral, aproximadamente en el 80 – 85% de los casos, el restante debe ser atribuido a la hemorragia intracerebral. No obstante, también como consecuencia de un accidente cerebrovascular, a causa de la lesión secundaria de algunos vasos, puede verificarse una hemorragia cerebral que recibe el nombre de infarto rojo formando un hematoma.

Signos de alerta y sus factores de riesgo

Reconocer  las señales de un acv de tipo isquémico y sus factores de riesgo (hipertensión arterial, sedentarismo, diabetes de tipo I o diabetes de tipo II, mala alimentación, etc) son fundamentales para salvar una vida, y reducir las consecuencias del daño cerebral, en efecto en presencia de los signos del accidente cerebrovascular, tales como dificultad motora y  del lenguaje, es fundamental llamar inmediatamente o ir a un hospital con equipos de stroke unit.

Otra forma en la cual se puede presentar un ictus es debido a hemorragias asociadas a malformaciones vasculares, y rotura de un aneurisma o malformaciones arteriovenosas, muchas veces son congenitas, las cuales no se diagnostican tempranamente, estas malformaciones causan que los vasos sanguineos se rompan causando una hemorragia masiva en cualquier momento de la vida.

Sus consecuencias

Entre las consecuencias posteriores más comunes, se encuentra la hemiparesia, es decir, la paresia de una mitad del cuerpo. Esto sucede porqué junto al daño cerebral se dañan también las funciones mentales (procesos cognitivos) que permiten el movimiento, las secuelas del accidente cerebrovascular incluyen la falta de movilidad del lado afectado que no se debe a una parálisis de los músculos.

Ejemplo Práctico

Esta es la imagen de una punta de Iceberg. El movimiento así como se observa es solamente la punta del iceberg, es decir, solo la parte visible de una compleja organización ofrecida por los procesos cognitivos.
Como se observa en la parte de abajo, ¡hay mucho más de lo que se puede ver! En la base del movimiento se encuentran los procesos cognitivos. La alteración de estos, determina la alteración del movimiento.

Hay que recordar que:

“El ACV daña el cerebro y los Procesos Cognitivos, no los músculos”.-

Cura de un ACV

Nuestro Sistema Nervioso Central goza de plasticidad, significa que puede modelarse sobre la base de las experiencias que vivimos. Recuperarse de un accidente cerebrovascular, significa aprender de nuevo a sentir, probar, vivir y mover el cuerpo, un poco como lo hemos hecho de niños.

¿Cuánto se puede recuperar?

La calidad de la recuperación de quien ha sufrido un ACV está obviamente ligada a los factores a las cuales está sometido.
La Rehabilitación asume un rol central en el proceso de recuperación de un accidente cerebrovascular. La calidad de recuperación luego de un evento cerebral, además, será determinada por la manera en la cual serán recuperados los procesos cognitivos en base al movimiento.

¿Cuál Rehabilitación es la indicada para el accidente cerebrovascular?

El panorama de las aplicaciones de los métodos para la rehabilitación de las Isquemias Cerebrales es muy amplio y con frecuencia confuso.

A la fecha de hoy la Rehabilitación Neurocognitiva, generalmente conocida como Método Perfetti o Ejercicio Terapéutico Cognoscitivo es la mejor respuesta rehabilitativa en relación del accidente cerebrovascular: ¿Por qué?

  • Recupera el movimiento y el lenguaje, y considera también los procesos cognitivos (el iceberg)
  • Explota la Plasticidad del Cerebro.
  • Está fundada sobre bases científicas.
  • Es utilizada desde hace décadas porque es reconocida como la respuesta más indicada para la rehabilitación de la lesión cerebral y de un ictus hemorrágico en general.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DE UN ACV

¿Cuáles son los de un ataque cerebral?

Los siguientes ejemplos que siguen, solo representan algunos de los trastornos a través de los cuales es posible plantear la hipótesis de la presencia de una lesión según lo que establece la Organización Mundial de la Salud

  • Dificultad en el habla, que puede ser de dos tipos:

Disartria:

  • Dificultad para articular sonidos y palabras, este es el resultado de la parálisis de la parte media (hemiparesia) del cuerpo.
  • A menudo, se ve una disminución del borde de la boca (boca torcida), lo que causa dificultades.

La dificultad del lenguaje también puede manifestarse en la comprensión y en la dificultad para encontrar las palabras correctas, o reemplazarlas con otras que a menudo no son pertinentes al contexto. Esto se clasifica como afasia y generalmente se encuentra cuando la lesión afecta a la mitad derecha del cuerpo (hemiparesia derecha), es decir, al hemisferio izquierdo del cerebro.

  • Repentino dolor de cabeza, a menudo, si es muy intenso puede ser uno de los signos  de un acv en curso. Un dolor de cabeza como nunca antes, como si  hubieran apuñalado la cabeza. Es de especial cuidado en sujetos con hipertensión arterial porque son propensos a una hemorragia intracerebral.
  • Disturbio de la vista:, referente a la mitad del campo de visión. Disturbios distintos a los que abordaremos en la sección de hemiparesia izquierda que se identifican en el neglect o heminegligencia espacial lateral.
  • Hemiparesia y déficit de la sensibilidad: Se manifiestan como una pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo: pierna, brazo espalda y cara. Dificultad o incapacidad de mover las partes mismas. Este es quizás uno de los signos más evidentes del accidente cerebro vascular. “…se movía de manera graciosa y perdía el equilibrio como un alcoholizado…” Hormigueo o incluso la sensación de que la mitad del cuerpo no nos pertenece, más información sobre estos signos serán tratados en la sección sobre hemiparesia izquierda bajo el nombre hemiasomatognosia: “…Cuando me caí en el piso, sentía algo debajo de mi espalda, tardé un poco de tiempo para entender que se trataba de mi brazo…”L.I
  • Repentina pérdida de conciencia.

Estos son solo ejemplos de signos  que pueden aparecer individualmente o combinados entre sí, pero no suficientes para el diagnóstico. Sin embargo, la hemorragia intracerebral es una emergencia médica que necesita ser prontamente diagnosticada y tratada en el hospital, debido al alto riesgo de discapacidad y muerte.

  • Por otro lado la hipertrensión arterial es importante, la cual si no se revisa tiempo puede causar la rotura de una de las arterias del cerebro causando una hemorragia en uno de los hemisferios, la revisión de hipertensión arterial adecuada ayuda a prevenir una futura hemorragia intracraneal.

Importancia de reconocerlos

Reconocer rápidamente un accidente cerebrovascular, puede salvar una vida y puede reducir notablemente los efectos del ictus isquémico.

En nuestra experiencia como rehabilitadores, hemos recogido decenas de historias de pacientes contando que han manifestado ciertas señales características del ACV algunos días antes de que ocurriera el ataque final, el cual los obligó a hacer frente a las múltiples dificultades de las consecuencias posteriores a un evento cerebral.

Estos síntomas del accidente cerebrovascular eran percibidos como de menor importancia por lo cual aún siendo insólitos, se pasaban por alto esperando que se resolvieran espontáneamente.

Cuando los síntomas de un ataque cerebral, que analizaremos a continuación, aparecen y desaparecen a lo largo de un día, podemos hablar de Ataque Isquémico Transitorio (T.I.A).

Se trata de un evento isquémico leve y momentáneo que, sin embargo, en la mayoría de los casos es una verdadera antesala a el problema

Si te llegases a encontrar en presencia de las características de un accidente cerebrovascular, que leerás a continuación, individuales o asociados, no pierdas tiempo y pide inmediatamente auxilio.

Problemas de movilidad como síntoma de accidente cerebrovascular

Quien tiene un ictus en curso, probablemente pueda manifestar características relacionadas a la movilidad de una extremidad o de alguna mitad del cuerpo (para el control cruzado de los dos hemisferios cerebrales).

Dificultad para mantener en la mano una taza, un vaso, o para articular la pierna para caminar. A este síntoma de ictus  se le refiere como “debilidad”.

Muchos pacientes con ictus o hemorragia cerebral me han comentado que al levantarse de la cama, se han caído inmediatamente.

Los primeros signos de hemiparesia podrían involucrar también a la mitad del rostro, por lo que podrían existir dificultades para deglutir y modular las palabras, muchos refieren que sus familiares “balbuceaban palabras como si estuvieran ebrios”.

  • Desordenes de la sensibilidad entre los síntomas de isquemia.
  • Un síntoma de ictus también se da por las sensaciones que percibimos de nuestro cuerpo, podríamos sentir hormigueos o tener la sensación de no percibir bien, por ejemplo, como ocurre cuando el dentista nos anestesia la boca y al tratar de beber agua, la derramamos por la comisura de la boca, podría suceder lo mismo con una isquemia cerebral en curso.
  • También los sonidos o las luces pueden ser percibidos de forma distorsionada.
  • Los trastornos del habla son algunas señales de una enfermedad cerebral.
  • Cuando el evento afecta el hemisferio izquierdo del cerebro y a menos que sean zurdos, es probable que pueda provocar afecciones del lenguaje.

Diferente de los problemas de modular las palabras, de los cuales  hablamos en los problemas del movimiento, aquí hablamos de los desórdenes cognitivos del lenguaje, donde uno de los síntomas de un ataque isquemico podría ser precisamente la dificultad para hablar o la emisión de palabras sin sentido o inconexas.

De hecho, la afasia es un aspecto característico de la hemiparesia derecha, mientras que la falta de conciencia de tales problemas se encuentra usualmente ligada a la hemiparesia izquierda.

Trastornos Clínicos

Entre los síntomas y las señales del accidente isquémico encontramos también la posibilidad de percibir un fuerte dolor de cabeza, la presencia de vómitos y pérdida del conocimiento. Además, habrás visto múltiples veces a los médicos observando las pupilas del paciente con la linterna, esto sirve para ver el reflejo de las pupilas, usualmente un síntoma de hemorragia cerebral puede ser la pérdida del reflejo de una de las dos pupilas cuando vienen sometidas a la luz.

  • Tempestividad

Se define Golden Hour, a la hora que existe entre el inicio del evento y de los primeros síntomas, y el momento de ser admitido en un hospital con una stroke unit, donde el tratamiento quirúrgico muchas veces juega un papel crucial en detener la extensión de la hemorragia intracraneal.

DATO CURIOSO: Cuidado con la hipotermia, los pacientes suelen decir que el frío les trae complicaciones para moverse.

Infarto Cerebral Causas

La premisa fundamental para afrontar el tema de las causas de isquemia cerebral es que el evento isquémico es una consecuencia cardiovascular.

Lo que quiero decir es, que las causas de las isquemias cerebrales se relacionan con problemas circulatorios. De hecho, es la falta de aporte de sangre hacia el tejido, que determina la lesión y todas las consecuencias del accidente isquémico, motoras, cognitivas y del lenguaje.

Después de esta premisa sobre la isquemia cerebral y sus causas, podemos definir cuales son los factores de riesgo.

Claramente la edad incide mucho sobre la posibilidad de padecer una isquemia cerebral, después de los 65 años el riesgo aumenta notablemente, sin embargo ninguna edad está a salvo del riesgo de padecer una isquemia cerebral.

Mientras que, todas las demás causas de isquemia cerebral que trataremos en seguida, pueden ser modificadas a través de un correcto estilo de vida, de hecho, una correcta alimentación y ejercicio constante, pueden determinar una eficaz prevención de la isquemia cerebral.

Alimentación

Una correcta alimentación es fundamental para reducir los riesgos y las causas de isquemia cerebral, un elevado porcentaje de azúcares en la sangre es dañino para los vasos sanguíneos. La diabetes es una causa clínica de isquemia cerebral, por lo tanto, la prevención sobre esta patología se refleja sobre la prevención del accidente isquémico.

Otro elemento que hay que tener bajo control es el colesterol, hemos aprendido durante estos años a distinguir el colesterol “bueno” y el colesterol “malo”, el segundo si se deposita en las paredes de las arterias, crea placas que reducen la corriente sanguínea de los vasos, creando “tapones”. Este proceso es la base de la arteriosclerosis. La palabra clave para reducir el riesgo de aumento de presión arterial  es la “alimentación”.

Fumar

Fumar cigarrillos es un verdadero asesino para nuestro aparato cardiovascular y merece una de las primeras posiciones como causas de una isquemia cerebral, de hecho, el humo empobrece las arterias de su capacidad elástica de modificarse en base al flujo sanguíneo, haciendo que la red arteriosa esté sujeta a interrupciones y obstrucciones y entonces predispone a nuestro organismo a sufrir este inconveniente.

Ejercicio físico

Evitar el sedentarismo y hacer cuanto esté al alcance ejercicio físico, esto puede evitar el riesgo de cualquier padecimiento ya sea cáncer de cualquier indole, demencia en la vejez, y en este caso nos permite cuidarnos de infartos al cerebro,  además de protegernos de la obesidad, que es un factor desencadenante, manteniendo entrenado nuestro aparato vascular y reduciendo las causas.

Isquemia y consecuencias

Las consecuencias de un ataque cerebral, son atribuibles al daño cerebral causado por la ausencia de nutrición de las neuronas después de un bloqueo de una arteria.

  • El infarto cerebral de tipo isquémico es un evento grave para nuestro organismo, por lo que el riesgo de mortalidad es relativamente alto en los primeros 30 días y en el primer año.
  • Las consecuencias más obvias son representadas por la hemiparesia de una mitad del cuerpo (hemiplejía), ya que la isquemia a menudo implica directamente uno de los dos hemisferios.
  • Dependiendo del lado donde ocurra la isquemia, la consecuencia será la hemiparesia izquierda o derecha, ambas con sus propias características específicas.

Otra consecuencia secundaria y obvia de la isquemia es la espasticidad, significa la tendencia de los músculos a endurecerse y mantenerse contraídos como resultado de esfuerzos excesivos.

De hecho, inmediatamente después del evento isquémico, el cuadro presentado por el paciente, es de flacidez, es decir, la imposibilidad total o parcial de movimiento de una mitad del cuerpo.

Solamente entonces el organismo permitirá el despertar de los circuitos nerviosos, desde los más simples como reflejos, hasta los más complejos y elaborados.

Por lo tanto, podemos decir que la espasticidad es una de las consecuencias y de opciones inadecuadas de rehabilitación, dirigidas a fortalecer los primeros circuitos reflejos que el cuerpo pone a disposición después del evento isquémico, sin permitir la recuperación de los más elaborados y refinados. Un ejemplo característico es la marcha del segador del paciente hemipléjico.

Hemos hablado de las consecuencias  más evidentes, como la hemiparesia y la hipertonía muscular, que son los aspectos en los que toda la atención terapéutica se concentra generalmente, porque son aspectos tangibles y mensurables.

Solo algunos ejemplos de consecuencias específicas son la afasia (trastornos del lenguaje), si el paciente presenta una hemiparesia derecha, mientras que los trastornos de atención (neglect), y conciencia (anosognosia) si el lado del cuerpo afectado es la izquierda.

Ahora, para comprender completamente la perspectiva de la consecuencia y complicación, debemos abordar aquellos efectos que a menudo son pasados por alto por la rehabilitación post-lesión cerebral: la alteración de los procesos cognitivos.

Por procesos cognitivos nos referimos a aquellos elementos fundamentales para nuestro organismo que son, entre otras cosas, esenciales para el movimiento como la percepción, la atención, la memoria, el aprendizaje y la proyección del movimiento

Después de esto una complicación característica, es la pérdida parcial de la percepción y de la sensibilidad de una mitad del cuerpo

La capacidad de percibir nuestro cuerpo es una habilidad que nos garantiza la posibilidad de movernos en el entorno donde nos encontramos, de hecho, es difícil pensar que podemos caminar correctamente sin percibir la posición de la pierna en el espacio y la presión del suelo bajo nuestros pies, el mismo razonamiento se aplica al movimiento de la mano y el brazo.

Incluso los otros aspectos a menudo ocultos, pero alterados, como la atención y la capacidad de proyectar el movimiento, participan para hacer posible nuestro comportamiento motor de manera adecuada.

En conclusión, esta patología afecta las funciones cerebrales que permiten el movimiento, los efectos musculares y reflejos son una consecuencia, por esto la rehabilitación de las consecuencias de la isquemia, se debe dirigir a la recuperación de los procesos cognitivos.

Isquémico Transitorio

Cuando las señales y/o los síntomas característicos cesan dentro de un periodo de 24 horas, se habla de T.I.A. esto puede durar pocos minutos u horas y desaparecer completamente sin consecuencias.

Es Transitorio puesto que es una condición de riesgo, una señal de alarma que puede anteceder un verdadero accidente cerebrovascular.

De hecho el 20% de los casos de Ataques Isquémicos Transitorios (TIA) evolucionan en  accidente cerebrovascular dentro de un periodo de un año. La decisión de acudir al médico luego de un ataque transitorio, por lo general previene accidentes cerebrovasculares fatales o gravemente incapacitantes.

Afirma un estudio publicado en la revista científica Española que; “Es una patología prevalente que debe considerarse una urgencia médica y no como un proceso benigno, a pesar de que al examinar al sujeto suele estar asintomático. En su evaluación inicial debe realizarse un estudio básico que incluye analítica, radiografía de tórax, electrocardiograma, neuroimagen y ultrasonografía de arterias cervicales e intracraneales. El tratamiento se basa en controlar los factores de riesgo vascular y terapia antitrombótica” todas las afectaciones que puedan compromoter al cerebro como el traumatismo craneoencefalico, la hidrocefalia y el ictus deberían ser tomados más en cuenta.

La ventana de tiempo que no se debe sobrepasar, entre el ictus y la intervención médica, ya sea para la terapia trombolítica, que implica la “desintegración” del trombo que impide el flujo sanguíneo, como para la operación de reducción del hematoma, es de aproximadamente tres horas. Persiste el hecho que es fundamental llegar lo más pronto posible al hospital, tanto que se habla de “golden hour” o los sesenta minutos de oro, dentro de los cuales los cuidados adecuados pueden, no solo garantizar la supervivencia, sino también limitar las consecuencias post-inconveniente cerebrovascular.

¿Los ACV advierten con alertas o solo te dan de repente?

Como bien hemos leído, la enfermedad cerebrovascular puede ocurrir de ambas formas siendo una causa de muerte importante y trayendo alguna complicación, pero en esta lista encontraremos varias patologías y signos a los cuales debemos tratar con cuidado.

ENFERMEDAD CARDÍACA:  La fibrilación auricular o ventricular es la arritmia más frecuente en la práctica clínica. La fibrilación es una enfermedad que se caracteriza por latidos descoordinados y desorganizados, produciendo un ritmo cardíaco irregular (pueda afectar el miocardio). Pero sabemos que no es el único problema cardiaco, esta complicación también puede derivar en un infarto. Otra complicación es la enfermedad cerebrovascular. La malformación vascular también es una causa de aumento de la presión arterial. También la ateroesclerosis, arterioesclerosis o aterosclerosis. La Ecocardiografía sirve para detectar la fibrilación.

  • Aumento de la presión arterial o tensión arterial. Lo que podría causar un derrame cerebral por la parte cerebrovascular o infarto, el control de la presión arterial es de vital importancia para reducir el riesgo de ictus.
  • Trombosis (trombosis venosa) o embolias, que afecten el flujo de sangre de tipo arterial o venoso, como la arteria carótida o vertebrobasilar (arteria cerebral) causando un problema hemorrágico o un ifarto que afecte alguna parte del cerebro
  • Cáncer, un tumor puede elevar la presión intracraneal.
  • Diabetes mellitus, leucemia, neumonía, hipoglucemia, insuficiencia pulmonar, migraña, enfermedad cardiorrespiratoria. Cualquiera afección de estas debe ser tratada con cuidado y a tiempo para disminuir el riesgo de ictus en la persona afectada.

CÓDIGO ICTUS: En la disfunción neurológica, también tenemos el Párkinson, el alzheimer, la apoplejía, la hidrocefalia etc… El déficit neurológico ha sido estudiado por el National Institute of Neurological Disorders and Stroke y han determinado mediante un meta-analysis que el deterioro neurológico a largo plazo de estas personas puede evitarse mediante la rehabilitación física.

¿Qué puede provocar una hemorragia cerebral?

Como parte ACV, encontramos la Hemorragia intracerebral:

Una hemorragia cerebral se produce cuando hay una ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro, la sangre se extiende sobre el tejido cerebral dañando directamente las células, mientras indirectamente las otras áreas que ya no reciben el aporte sanguíneo, sufren, como en el caso de la enfermedad cerebral isquémica. Este problema hemorrágico puede ser consecuencia de pacientes con cardiopatías, malos hábitos alimenticios, sedentarismo, vicios como el alcohol o el tabaco.

Debes consultar a su doctor en el tratamiento con anticoagulantes de la hemorragia intracraneal, lo principal es el tratamiento quirúrgico, pero para evitar que se reproduzca el problema  hay que estar atentos a los síntomas de un ictus en curso y seguir la recomendación del médico. La tomografía computarizada es el estudio por el cual observan la extensión de la hemorragia al ser un inconveniente intracraneal. También sirve para diagnosticar el tipo de situación.

Tipos

  • Hemorragia intracerebral

La hemorragia intracerebral consiste en el sangrado de las venas o arterias en el interior del encéfalo. Por regla general, el sangrado se origina de forma súbita y evoluciona de forma muy rápida; siendo tan grave que puede llegar a provocar un coma o incluso la muerte. Como cuando se rompe vaso por un aneurisma.

La causa más común de este tipo de hemorragia intracerebral es la hipertensión, es decir, la presión sanguínea elevada.

  • Hemorragia subaracnoidea

En el problema hemorrágico de esta clase el derrame o sangrado se sitúa en el espacio subaracnoideo. Esto es entre el encéfalo y las membranas que los recubren, llamadas meninges. Las principales causas son dos:

  • Existencia o aparición de un aneurisma.
  • Malformaciones arteriovenosas (AVM).

Estas malformaciones forman parte de una alteración congénita (diferente al aneurisma)  la cual provoca la aparición de traumas y redes enredadas de venas y arterias. Incluso en el caso de una hemorragia, a menudo los resultados (hemiplejía) pueden conducir a requerir una intervención de rehabilitación para la recuperación de los déficits cognitivos, motrices y sensoriales.

La hemiplejía se puede dividir en dos grupos principales:

El mundo de la rehabilitación, ha visto en las últimas décadas muchos descubrimientos que han revolucionado el futuro.

De hecho, muchos investigadores se dieron cuenta de que para obtener una recuperación cualitativa después de un derrame, era necesario intervenir en la base del problema; es decir, las funciones de ese cerebro que ha sufrido un daño después del sangrado.

Las funciones cerebrales se definen como cognitivas.

Desafortunadamente, no siempre es posible obtener este tipo de rehabilitación en todas las instalaciones y clínicas luego de la hemorragia cerebral, de hecho, a menudo se busca una recuperación breve, donde el objetivo es simplemente el fortalecimiento muscular, sin tomar en cuenta la base del problema, interpretando de manera superficial el problema de la espasticidad. Estos inconvenientes de tipo hemorrágico al trabajar este tipo de terapia se puede influir directamente en la zona del cerebro afectada y en sus comunicantes.

Hemorragia Cerebral y Hematoma, Diferencias

El paciente con hemorragia comúnmente proviene de un problema arterial. Puede ser causada por todo lo mencionado anteriormente o ser causada por alguna malformación, a diferencia de esto  un hematoma  es un sangrado debajo de la piel. Otros sangrados como la hemorragia gastrointestinal, toser sangre o sangrado vaginal pueden ser signos de una enfermedad.

Cuando hay un sangrado en alguna parte del cuerpo aumenta la producción del coágulo sanguineo, que ayuda para detener la hemorragia, aunque hay excepciones, algunas personas suelen tener problemas de coagulación, significa que la sangre no forma coágulos normalmente para detener la extensión del sangrado. La enfermedad cerebrovascular puede ser una complicación de problemas de coagulación.

Todas las personas con hemorragias, ya sea en un evento cerebral o de cualquier índole necesitan tratamiento médico, si es de las personas que tienen una hemorragia consulte a su médico el tratamiento a seguir.

Cuando existe un hematoma  causado por una hemorragia interna (rotura de vaso sanguíneo, sin que la sangre llegue a la superficie corporal) que aparece generalmente como respuesta corporal resultante de un traumatismo puede tener complicaciones como las de un ictus, es por esto que es de especial cuidado los traumatismos en el cráneo.

Según su localización en el cuerpo humano los hematomas se denominan:

  • Cefalohematoma
  • Hematoma subdural
  • Hematoma pericondrial
  • Hematoma epidural
  • Hematoma subaracnoideo
  • Hematoma subcorionico
  • Hematoma renal

El hematoma epidural, hematoma subaracnoideo y hematoma subdural son los que logramos ver a través de la resonancia magnética en una hemorragia craneal. De hecho, hay una historia reconocida acerca de un obrero estadounidense, Phineas P. Gage, quien debido a un ACV sufrió daños severos en el cerebro, específicamente en el  lóbulo frontal. Gage sufrió cambios notorios en su personalidad y conducta, , lo que evidenció de que los lóbulos frontales eran los encargados de procesos relacionados con la conducta y personalidad, entre muchas otras funciones ejecutivas.

¿Efecto de pescado en prevencion al ictus cerebral?

El pescado es una fuente rica de Omega 3 que ayudar a disminuir los niveles de colesterol y trigliceridos a nivel arterial, evitando así alguna complicación, de hecho, los nutricionistas se lo recomiendan a niños con hidrocefalia, solo por precaución, la buena alimentación evita la complicación extra.

 

Dr. Valerio Sarmati
DISCLAIMER
"La información que se encuentra disponible en nuestra web no puede reemplazar, en ningún caso, una visita médica"

CREDITOS PROFESIONALES

2007-08 Docente de Metodología de la rehabilitación de la “Universidad Católica del Sagrado Corazón" ROMA .

Desde 2011 Profesor de Rehabilitación Neurotraumatológica "Universidad La Sapienza" de Roma.